Belleza y Negocios - Concejos utiles

Trabajar en Ventas por catalogo es rentable?

En la Venta Directa se impone el factor humano a la tecnologia

Fuente.: abc.es

Los clientes consumen a través de internet cada vez más, pero no han perdido el hábito de comprar a quien llama a la puerta de su domicilio para ofrecerles productos de nutrición, perfumes, cremas, bisutería, ropa… Los últimos datos así lo acreditan: en 2015, el sector de la venta directa generó un volumen de mercado de 670 millones de euros, frente a los 634 millones contabilizados el año anterior. Ello supone un crecimiento del 5,5%.

¿A qué obedece esta mayor facturación del negocio? Pues, sobre todo, a los 9,9 millones de clientes que logró aglutinar en 2015, un 6,19% más que el año anterior. Clientes fieles que, además, atraen a nuevos compradores mediante el «boca oído». Así pues, la venta directa no solo se mantiene en plena vorágine digital, sino que incluso crece puerta a puerta —«partido a partido», como presumen fuentes del sector—. El ticket de compra medio de productos adquiridos a través de este sistema ronda los 67,5 euros. Son algunos de los datos extraídos del último Informe Sectorial, realizado por la Asociación de Empresas de Venta Directa (AVD).

Alrededor de 153.000 vendedores hacen posible que el sector mantenga su pulso. Y que pueda permitirse el lujo de mirar hacia el futuro, porque en este colectivo, los menores de 30 años han registrado un incremento del 25%. Auténticos emprendedores que han plantado cara a la crisis, introduciéndose en un mercado que requiere poca inversión. Un 66% de la red de venta directa la integran mujeres. La presencia de hombres llega al 34%, tras crecer dos puntos. La edad media en ambos sexos es la misma, 44 años.

Trato personal 

Carlos Barroso, presidente de la AVD, observa con naturalidad que la venta directa crezca en plena expansión digital. «Estamos saliendo de la recesión económica y probablemente todos los sectores se estén beneficiando del crecimiento. Y por otra parte, nosotros no tenemos nada que ver con la compra por internet, somos dos mercados completamente diferentes, cada uno tiene sus ventajas. La venta directa existe desde hace muchos años». En opinión de Barroso, «uno de sus pilares básicos es el factor humano».Está convencido, además, de que este sector constituye una pista de despegue para los emprendedores. «Facilita el emprendimiento. Lo hemos notado porque crece el número de personas, por debajo de los 30 años, que se unen a nosotros». «Cualquiera se puede desarrollar en venta directa. Lo que hace falta es tener ganas de aprender. El que les guste el trato personal es un plus». El presidente de AVD está convencido de que la tendencia alcista va a continuar en los próximos años. «No solo porque hayamos registrado crecimiento positivo durante años muy delicados, sino por ese aumento de un 25% de menores de 30 años que se incorporan». En este sentido, destaca también «el aumento de la confianza de nuestros consumidores». Lo acredita «la penetración que tenemos, más de un 30%, en la sociedad española. Podemos presumir que estamos en uno de cada tres hogares. Con todos estos ingredientes podemos decir con absoluta seguridad que vamos a seguir creciendo en los próximos años».

El sector considera que su valor añadido sobre internet es el factor humano 

Claudia Martínez es una empresaria del sector, dedicada a tiempo completo. Desarrolla su propio negocio desde hace 9 años con la venta de productos de nutrición y cuidado personal de 4Life.«Mi experiencia ha sido completamente positiva.Aquí no importa la edad, la procedencia, la nacionalidad». Entró en el negocio de la venta directa gracias al proyecto que le propuso un amigo. «Yo estaba buscando un mejor estilo de vida. Después me di cuenta de la posibilidad de desarrollar una red de distribución, y vi una gran oportunidad en 4Life». «Empecé como distribuidora y luego me convertí en empresaria».

Sahory Flores, peruana de 36 años, lleva más de tres lustros en la venta directa. En 2004 empezó a vender productos de Yanbal como distribuidora, pero fue en 2010 cuando decidió dirigir una red de vendedoras y lo logró en solo 6 meses. Ahora tiene 2 directoras más por debajo, y gestiona una red de ventas de 60 consultoras de belleza. «Al principio lo vi difícil, ya que creía que para entrar debía antes conocer a mucha gente. Nada más lejos de la realidad, porque trabajamos bastante en la demostración y lo ideal es ir conociendo gente nueva». Llegó al negocio por tradición familiar. «En Perú la venta directa está más arraigada que en España. Desde pequeña veía a mi madre con el catálogo mostrando productos y a los 18 años ya era consultora de belleza». ¿Inversión? «Insignificante, 15 euros…». «Como trabajamos con catálogo y muestras, nuestras clientas nos piden lo que quieren, así que solo me surto de los productos que necesito». En su caso va ampliando clientes a través de amigas, conocidas, vecinas… ¿Cómo sobrevivimos en plena expansión del comercio digital? «Aquí es importante el factor humano. Es verdad que internet facilita mucho las cosas y a golpe de click tienes todo. Pero nosotros aportamos el trato personal, aconsejamos. Yo quiero vender, pero mi objetivo primordial no es hacerlo a cualquier precio. Quiero asesorar lo mejor posible a mis clientes. Si les gusta, lo comprarán, y si no lo quieren, pues no. No tienen ningún compromiso».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s